Mirando atras

MIRANDO ATRAS

 

MIRANDO ATRAS

INTRODUCCION

La U.R .E. es una asociación civil sin animo de lucro con ámbito en todo el Estado, que fue fundada en Madrid, el 1 de abril de 1.949, si bien su verdadera fundación data de 1.925, año en el que se funda en París la International Radio Amateur Unión (IARU), fundación en la que están presentes los precursores de la actual URE. Durante la Guerra Civil y posteriormente la Mundial , la nueva actividad de los radioemisoritas se demora en lo formal, aunque son muchos los operadores que siguen utilizando sus emisoras en la clandestinidad. Pasado todos estos eventos, el Gobierno regulariza la situación y permite de nuevo la actividad de los radioemisoritas, que, en lo que se puede considerar una refundación en la citada fecha de abril de 1.949, substituye el concepto radioemisoritas por el más amplio de radioaficionados, acogiendo así a emisoristas y escuchas. 

 

LOGOS URE

Organización de los Aficionados. a la emision.

Una vez publicada la Real Orden de 14 de junio de 1924 fue cuando realmente comenzaron a escindirse las pocas ramas iniciales del tronco común que dio origen en España a nuestro actual mundo de las telecomunicaciones. Una misión que ya en sus inicios se planteó múlti­ple, pues, dejando al margen a muchos que pronto serían profesionales de la radiodifusión y radiocomunicación, uno de los propios aficionados, Jesús Raduánn, años después EAR-86, ya consideró que:

«Es necesario dividir a los aficionados en dos clases. Aficionados de salón (que se compran un apa­rato sin conocimiento técnico alguno), y verdaderos aficionados; estos últimos pueden a la vez díví­dirse en aficionados de ideal próximo (que montan sus propios receptores para escuchar “radio conciertos” y de ideal remoto (que investigan la materia de radiotelecomunicación)».

Debido al plazo de un mes que concedió el Reglamento a las estaciones radioeléctricas par­ticulares, tanto emisoras como receptoras, para ponerse dentro de la legalidad y con la finalidad de; evitar las sanciones determinadas en la reciente Disposición, algunos aficionados se apresuraron a acu­dir a la Dirección General de Comunicaciones y sus jefa­turas provinciales, y también al Radio Club de Espana, a fin de gestionar su solicitud con anterioridad a1 14 de julio para obtener la necesaria licencia.

 A la amplia terminologia empleada por entonces rela­cionada con la TSH,l a revista Radio-Ciencia Popular deci­dió incorporar dos palabras que correspondieron a los nuevos Radio-tipos: el Radioescucha y el Radiopita, iden­tíficando con esta última a los aficionados a la emisión.

En las fechas en que las señales radiotelegráficas emi­tidas en la onda extracorta por Fernando Castaño, 3XY ; se recibieron fuertemente en Gran Bretaña, la publica­ción del Journal des 8, iniciada el anterior mes de marzo en nuestro vecino país galo, continuó cumpliendo la finalidad de constituirse semanalmente en el órgano de unión entre los aficionados (a la emisión) franceses y extranjeros. Miguel Moya fue nombrado repre­sentante «en general» del mismo para España y hoy gracias al Jd8 existe un muy amplio cono­cimiento de la actividad que desarrollaron las estaciones amateur en las ondas cortas, especial­mente las del Viejo Continente.

La visión rápida que a partir de aquí comenzaremos a dar a la evolución de la radioafición española cabe comenzarla con el hecho ocurrido exactamente un mes después de publicarse la Real Orden, el 14 de julio, pues en tal fecha la Administración adjudico a Miguel Moya el dis­tintivo de estación de aficionado EAR-1, a Fernando Castaño, el EAR-2, y a Radio Barcelona el de estación de radiodifusión EAJ-1.

Cuando en distintos puntos de España surgieron radio clubes y radiopitas que. pusieron oca­sionalmente sus emisiones en el aire con cierto parecido a los programas de las radiodifusoras, como fue en Madrid el caso del ingeniero Antonio Ochoa; en Sevilla, Ildefonso Montero con la ayuda técnica de Rafael A. de Terry; en Cádiz, Francisco de la Viesca, etc., el día 24 de díciem­bre de 1924 fue una fecha de trascendental importancia en la historia de las comunicaciones españolas, pues las señales emitidas desde la capital del Reino por Fernando Castaño, EAR-2, y dos días más tarde en Tolosa por su buen amigo Jenaro Ruiz de Arcaute, inmediatamente des­pués EAR-6, hicieron realidad la unión de España y el Nuevo Mundo en onda corta al lograr ambos, desde. aquellas fechas, numerasisimas comunicaciones bilaterales sobre el Atlántico Norte,

Al año siguiente, en abril de 1925; durante los días de Pascua, Miguel Moya asistió en París a la constitución de la International Amateur Radio Unión -IARU- llevando la representa­ción del Radio Club de Espana y otras agrupaciones pertenecientes a diferentes provincias, Tras su regreso, puede considerarse que fue verdaderamente cuando se inició el periodo de desarro­llo de la radioafición con el planteamiento de la estructura social que habría de alcanzar a los radioemisoristas, y también con su mayor experimentación tratando siempre de buscar las máximas facilidades de comunicación en las cada vez más altas frecuencias empleando los nue­vos circuitos de transmisión.

Así, cuando en aquel continuo descenso en la onda extra-corta los encuentros entre radiopi­tas comenzaron a desarrollarse en longitudes próximas a los 30 metros, consiguiendo el ope­rador de la estación EAR-1 comunicar con Buenos Aires, Miguel Moya tuvo presentes las direc­trices que se establecieron en París durante el congreso fundacional de la International Amateur Radio Uníon. Sobre la base de ellas, una vez que consiguió reunir las adhesiones de los trein­ta y tres nuevos miembros españoles que ingresaron en la IARU, veintiuno ya adjudicatarios de distintivo oficial, quedó formada en Madrid la Sección Española de la IARU presidida por quien se desplazó a la capital del Sena con la representación nacional. Moya, a continuación organi­zó en nuestro país la radioafición fundando el 13 de marzo de 1926 la primera asociación que reunió a los radiopitas de onda corta bajo las siglas EAR Españoles Aficionados a la Radioiéc­nica, siendo elegido presidente de la misma y cuyos componentes continuaron logrando nue­vas conquistas en el éter, tanto en radiotelegrafía cómo en radiotelefonía.

Vuelta a la actividad en la posguerra

POSTGUERRA

A pesar de ello, desde 1946/1947 comenzaron a hacerse presentes algunas estaciones en las frecuencias asignadas internacionalmente al tráfico de aficionados, unos en 5 metros y otros en las bandas de H.F, pero, a fin de ocultar su verdadera identidad española, ciertos operadores uti­lízaron en sus distintivos de llamada las prefijos asignados oficialmente a otras nacionalidades. Con el paso de las meses y años la actividad de los aficionados en el éter llegó a convertirse en pennitida políticamente dentro de una prohibición que todos desearon desbloquear. Así, con distintivos provisionales, transmisores aún controladas a cristal o con oscila­dor de frecuencia variable; teniendo muchos de éstos en el paso final la clá­sica válvula «807», y receptores musi­queros domésticos, con o sin converso­res auxiliares de frecuencias para recibir las bandas de aficionados, surgieron las primeras antenas rotativas cuando aún la típica Hertz- y el «FoJded Dipole», can linea de bajada “anphenol” de 300 ohmios, eran empleadas masivamente.

Debida a la anómala situación que presentó España en 1949 ante el resto de países en el tema de radioafición, tras reiteradas conversaciones con las autoridades civiles y militares se acce­dió a autorizar nuestra actividad siem­pre y cuando existiese previamente una asociación que reuniese a todos los amateurs.

Asi, el 1 de abril de 1949 se fundó la Unión de Radioaficionados Espanoles; días después, el 12 de abril, una Orden Ministerial aprobó el Reglamento para el establecimiento y régimen de estacio­nes radioelectricas particulares de 5ª categoría (aficionados), y con ella la Administración comenzó a otorgar oficialmente los indi­cativos a antiguos adjudicatarios de antes de la guerra, siempre y cuando hubiesen tenido un pasado político acorde al Régimen y abonasen la totalidad del canon correspondiente a los tre­ce años de prohibición.

A partir de entonces hubo que empezar prácticamente de nuevo con muy pocos medíos y material de desguace. Mientras que los fundadores de la nueva. URE comenzaron a reorganizar la Asociación con su esfuerzo personal y contribución económica, se iniciaron los exámenes oficiales de aptitud a aquellos solicitantes cuyas informes policiales y certificados de penales no pusieron de manifiesto en principio anomalía alguna.

Si en las años treinta se pidió desde Francia La colaboración de las amateurs españoles para el estudio de la propagación, en 1956 lo hicieron los propios Servicios Generales de Telecomu­nicación al invitar a los radioaficionados a realizar trabajos científicos sobre la aplicación de las andas cortas.

Constitución

En el libro de Actas de URE Madrid, pagina 2 y 3 viene reflejado el día y lugar donde se constituyo la Asociación “Unión de Radioaficionados Españoles”, y dice lo siguiente:

  • Acta de constitución de la Asociación. “Unión de Radioaficionados Españoles.
  •   Reunida en Madrid, a las trece horas del día primero de abril de mil novecientos cuarenta y nueve, en la calle de Jorge Juan numero 82, segundo nº 5, la Comisión organizadora de la “Unión de Radioaficionados Españoles”, bajo la Presidencia de Don Ángel Uriarte Rodríguez y con la asistencia de los señores.
  • Señores asistentes:
  • D. Julián Yébenes Muñoz.
  • D. Santos Yébenes Muñoz.
  • D. Severino García Vigueras.
  • D Luís Quesada Auyanet.
  •   Se da cuenta de un oficio recibido de la Dirección General de Seguridad, Jefatura Superior de Policía de Madrid, que literalmente dice: “Ministerio de la Gobernación , Dirección de Seguridad, Jefatura superior de Policía de Madrid, Comisaría de Congreso, numero 2.073. El Ilmo. Sr. Jefe Superior de Policía de Madrid de fecha26 del actual, ordena se le comunique a Vd. Lo siguiente: El Exmo. Sr. Subsecretario del Ministerio de la Gobernación , en escrito de fecha 18 de los corrientes numero P. I. 797, me dice lo siguiente: Visto el proyecto de Reglamento de la Sociedad titulada “Unión de Radioaficionados Españoles” que se pretende constituir en esta capital, proponiéndose entre otros fines los de carácter técnicos relacionados con la investigación de radioelectricidad, comunicaciones radioeléctricas y facilitación de las comunicaciones, y visto igualmente los favorables informes emitidos por ese Centro Directivo y que el citado Reglamento ha sido rectificado de conformidad con el dictamen emitido en su día por la Dirección General de Correos y Telecomunicación, este Ministerio de conformidad con la propuesta de Vd. , ha terminado a bien autorizar la constitución y funcionamiento de la sociedad referida con arreglo a lo que dispone el Decreto de 25 de enero de 19 41 regulador del ejercicio del derecho de asociación. Por lo que le traslado a Vd. para su conocimiento, debiendo recoger en el negociado de Asociaciones, Jefatura Superior de Policía, el Reglamento citado.
  • Dios guarde a Vd. muchos años. Madrid 29 de marzo de 19 49.
  • El Comisario Jefe. Firmado: Pablo de Guinea. Unión de Radioaficionados Españoles. Jorge Juan, 82, 2º. Madrid. Hay un sello que dice: Jefatura de Policía de Madrid. Secretaria Camisería del Congreso.
  • Asimismo se da cuenta de haberse retirado de la Jefatura Superior , el Reglamento de la Asociación “Unión de Radioaficionados Españoles “debidamente aprobado y legalizado.
  • Conocidas las anteriores autorizaciones esta Comisión organizadora acuerda, por unanimidad, declarar constituida, desde esta fecha y hora, la Asociación , “Unión de Radioaficionados Españoles”, de completo acuerdo con las normas legales y lo preceptuado en el Reglamento aprobado por la Dirección General de Seguridad, firmando la presente Acta en Madrid fecha y hora citada al principio.

Juan Carlos I Rey de España, es nuestro primer Radioaficionado y Presidente de Honor de URE,   EA0JC .

rey

EA4AD

  • D. Ángel Uriarte Rodríguez.

 

Primer Presidente de URE.

 

EA4 AD.

A partir de esa fecha fundacional se fueron creando Delegaciones en distintas provincias de España hasta que en 1985 fueron Secciones, en Málaga se constituyó la Delegación el 26 de abril de 1949, siendo elegido como Delegado Provincial de Málaga y Cádiz D. Francisco Ponce Bueno (EAR-211) , mantuvo el cargo hasta febrero de 1951, que tomó el cargo D. Salvador Garret Rueda, EA7DT, el cual estuvo hasta enero de 1954, que lo tomo D. José Aurelio Baca Muñoz EA7ES, según nuestros datos lo mantuvo hasta el mes de mayo de 1956, que le sustituyó D. Juan Germinal Ramírez Martín, EA7EX, siendo relevado del cargo nuevamente por D. José Aurelio Baca Muñoz EA7ES ,en enero 1958 .

En enero de 1960 toma posesión como Delegado D. Isidoro Navarro Navas EA7IW, tras varios años según los archivos en nuestro poder no se tiene noticias de cambios, hasta que en febrero 1967 toma posesión como Delegado D. Francisco Mota Pérez EA7KG, en septiembre de 1970 le sustituye D. Aurelio Fernández Moreno EA7FD, tras dos años en octubre 1972 coge el relevo D. Santiago Arcos Carvajal EA7DJ, y en enero 1975 vuelve D. Francisco Mota Pérez EA7KG, ya en junio 1977 sale como Delegado D. Eduardo Rodríguez de la Torre EA 7HN, y por ultimo como Delegado en diciembre de 1979 D. Ernesto Gantes Ballesteros EA7JF.

Como Presidente de la Sección Local en febrero de 1984 D. Antonio Diestro Quijano EA7BUD, tras años difíciles en 1992 coge la Presidencia D. Rafael Perez-Cea Soto EA7GBD, por renuncia de este por asuntos familiares toma la Presidencia en julio de 1995 el Vicepresidente D. Eduardo Rodríguez de la Torre EA 7HN hasta finalizar la candidatura, en febrero de 1996 sale elegido D. Francisco Arias García-Villalba EA7VE, finalizada la anterior en abril de 2000 coge la Presidencia D. Francisco Aguilera Cuenca EA7XC, y por ultimo en abril de 2004 D. José de Luque Roldán EA7NR.

Ver Presidentes que fueron….

Nota.- La Unión de Radioaficionados Españoles se inicia con Delegados Locales, Provinciales y Regionales este ultimo dividido en dos Oriental y Occidental, en 1985 son Secciones Locales y Comarcales y Regional o Autonómica que es la URAN.

La reglamentación de las emisoras de aficionados data del 14 de junio de 1924, en que se aprobó el “Reglamento para el establecimiento y régimen de estaciones radioeléctricas” (Gaceta de Madrid, numero 167, de 17 de junio de 1924), en cuyo articulo 34 se fijaron las normas por las que había de regirse estas estaciones de Aficionados.

La orden ministerial de 12 de abril de 1949 (“Boletín oficial del Estado” numero 121, de 1 de mayo de 1949) dio una nueva redacción al citado articulo 34 y posteriormente, otras Ordenes ministeriales han modificado y ampliado su articulado.

Bibliografía. Revistas de URE, Isidoro Ruiz-Ramos EA4DO y documentación de esta Sección.

ARCHIVO EA4DO

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: Content is protected !!